Entre medio ed.3#, fusión entre vidrio y cerámica

Entre medio ed.#3 es una colección de jarrones diseñados por Heidi Jalkh. Este proyecto ha sido desarrollado junto los artesanos de cerámica y vidrio soplado de Argentina en la fábrica Cristalería San Carlos. Ella es una diseñadora independiente colombiana con sede en Argentina. Mira por la función más que por la estética, aunque no la deja de lado.

Se sigue cuestionando y observa su entorno diariamente con distintos ojos para poder captar cualquier nuevo estímulo o idea para llevar a cabo. Busca crear a la vez objetos que se puedan llevar a cabo en otras partes del mundo, pero con una mentalidad local. Entre medio ed.#3 fue exhibido y premiado en la segunda edición del concurso internacional bianual “Open To Art”, dedicado al arte y diseño cerámico.

Entre medio ed.#3 consta de unas experimentaciones prècias antes de llegar al resultado final. Lo que ha conseguido es fusionar materiales cerámicos de diferente composición. Cerámica y vidrio. Dos elementos que se unen y que entre ellos se resaltan el uno del otro.

Tal y como su nombre indica, se encuentra el vidrio entremedio de la cerámica, creando un efecto de delicadeza y fragilidad, pero a la vez fortaleza y robustez

 

Principalmente cabe destacar el choque térmico a nivel visual de estos. La cerámica, tan opaca y càlida, con ese color terrenal, cuida y protege al vidrio. Y por otro lado, el mismo vidrio, cubierto por la cerámica. Dejándose envolver pero a la vez brillar sin ningún objeto que lo eclipse.

Por otro lado, el choque térmico físico es el que ha provocado que se hayan creado errores durante la producción. Pero a partir de eso se pensó en la idea de crear series de estos objetos que se viera la evolución y variaciones de lo que sucede entre la ideación de un producto y la pieza final.

El proceso es bastante laborioso. Las piezas de cerámica se lanzan a mano. Cuando se encuentran plàsticas, se cortan para dejar un hueco al vidrio, pero antes se tiene que secar. Después, las piezas entran al horno a 950º para aguantar el choque térmico. Así, la cerámica se contrae y expande a medida que el vidrio se adapta al interior. Para completarlo, la pieza cerámica se calienta a unos 300º. Después se usa el soplador para llenar la pieza interior.

Las piezas creadas en esta edición también se exhibieron en la galería emergente de Casa Canvas, durante la Milan Design Week 2017.

 

SPONSORS