Entrevista a Husos Architects

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Husos Architects es una oficina de arquitectura y urbanismo con sede en Madrid y que trabaja normalmente entre Colombia y España. Diego Barajas y Camilo García, bautizaron ‘Husos’ vinculando sus dos significados. El primero, el de los husos horarios, debido a su trabajo constante entre dos países. Y, el segundo, responde a la herramienta que se utiliza para tejer, una labor olvidada, que requiere tiempo y está directamente relacionada a la vida doméstica. Además, si se le quitara la letra “h” entendemos “usos” como las actividades cotidianas. El territorio, el lugar y la tecnología entendida como algo cercano, definen la identidad del trabajo de Husos Architects.

entrevista-husos-architects-interview-husos-architects-6Diego Barajas y Camilo García y equipo completo de Husos Architects

 

El estudio se definió en 2003 y empezó con trabajos a distancia gracias a la comunicación digital. Sus fundadores llevaban adelante un trabajo de investigación sobre la migración y la relación con lo urbano . Este estudio, sobre cómo las escalas tradicionales de planificación del espacio habitacional empiezan a ser insuficientes para la vida contemporánea les animó a encontrar respuestas en la práctica. Ellos mismos en su condición de migrantes buscan resolver las necesidades cotidianas a través de dos herramientas: las obervaciones micro y la tecnología. Hoy, trabajan en proyectos encargados de difundir la importancia de las construcciones de carácter social. En esta entrevista nos explican como es trabajar bajo la filosofía de Husos Architects.

‘Para nosotros, lo urbano no tiene que ver con un tema de escala sino de perspectiva’

Vemos que en muchos de vuestros trabajos hacéis énfasis en la relación y el desarrollo de la arquitectura de pequeña escala (doméstica). Concretamente, de cómo puede hacerse más compleja, sistemática y crecer hacia una escala urbana. ¿Cómo funciona el papel de la arquitectura en esta relación?
Para nosotros entender la arquitectura como práctica de los cuidados implica una mirada atenta, cercana, micro. Entonces trabajar con lo inmediato es fundamental en nuestro trabajo, hacer de la realidad algo próximo. Pero cuando a través de nuestro teléfono lo inmediato puede estar a 10.000 kilómetros de distancia, queda claro que no se trata de una inmediatez necesariamente física. Se trata en cambio de los vínculos, que pueden tener determinadas realidades entre sí o del nivel de afectación de unas a otras independientemente de la distancia física entre estas.
Desde nuestro punto de vista, la lista de los lugares que muchas veces se reconocen como “urbanos”, suele ser bastante reducida. Para nosotros “lo urbano”, hoy en día, en un mundo cada vez más interconectado, no tiene que ver con un tema de escala sino de perspectiva. Se trata de reconocer y poner en valor las relaciones que se dan entre las cosas. Observamos que la relación que tienen espacios aparentemente banales o “pequeños”, como el caso de la Bathyard Home que alberga relaciones familiares, también tiene elementos espaciales tecnológicos que median en estas relaciones y que pueden obstaculizar o facilitar determinadas cotidianeidades.
Cuando comenzamos a discutir este enfoque multi-escalar en el urbanismo, en 2003, aún se trataba de un tema en gran medida ignorado y marginal. Vemos que afortunadamente en los últimos años esto está cambiando.

 

Este año habéis participado en la Trienal Internacional de Arquitectura de Oslo, con el proyecto de investigación ”Interconectado urbanismos de remesas: Mediando las fuerzas del amor, el trabajo y las Microfinanzas. Nos gustaría conocer mejor cómo nace este proyecto y qué perspectivas de alcance tiene?
Este proyecto nace tras una invitación de la Oslo Architecture Triennale, un proyecto colectivo de investigación muy interesante que el grupo de comisarios After Belonging Agency planteó alrededor de la idea de pertenencia. Es al mismo tiempo continuación de Dispersion (2003) que habla de nuestro trabajo sobre migración y urbanismo en Holanda.
En este nuevo proyecto, seguimos trabajando en lo que hemos llamado ‘urbanismos dispersos’, es decir, urbanismos multiescalares y multimedia.
Pero, esta vez, nos focalizamos en los países de origen en los que el dinero de las remesas (el dinero que los emigrados envían a sus seres queridos) asume un papel protagónico. Para esto, nos hemos concentrado en la región cafetera de Colombia. Concretamente, en el departamento de Risaralda, donde una de cada cinco familias recibe dinero de sus parientes en el extranjero. 

Los urbanismos de remesas, son urbanismos movidos por el amor a distancia, el trabajo ‘multi-localizado’ y las ‘micro-finanzas’. 

Son ecosistemas donde los sujetos están súper conectados. Ya que al migrar intercambian dinero y mensajes de afecto con sus seres queridos, sin embargo también se dan ausencias que tienen un poder de afectación enorme en la sociedad. Muestran una globalización que para muchos es invisible, pero que no por esto es menos importante. Consiste, ya no solo en interconexión, sino en lo opuesto: una globalización que trata de las ausencias corporales que se dan cuando se migra.
Ahora bien, se trata de problemáticas sociales que en apariencia podríamos imaginar alejadas del ámbito de la arquitectura pero que en realidad están estrechamente relacionadas con ésta. Especialmente con el diseño de la vivienda y los barrios, los cuales compensan parcialmente o agudizan estas carencias según su diseño y su funcionamiento. 

En el proyecto, se explican estos urbanismos mediante un nuevo género narrativo que hemos llamado «foto-realovela», como relectura transversal de las fotonovelas que eran muy populares en la región. Lo desarrollamos en conjunto con el colectivo Bollería Industrial y tiene origen en otro proyecto anterior nuestro basado en telenovelas participativas llamado “Realovelas”.

Imagen de “Reforma Bathyard” uno de los últimos trabajos de Husos architects. Más info aquí.

entrevista-husos-architects-interview-husos-architects-5

Otra imagen de “Reforma Bathyard”. Más info aquí.

 

En la “Reforma Bathyard”, redefinís un nuevo espacio de vivienda adaptable a la necesidad de su usuario y a su vez mejorando su eficiencia energética. ¿Cómo fue el Trabajo para llegar a este resultado?, ¿Sería aplicable a tipologías similares?
La Bathyard home es el resultado de un conjunto de micro intervenciones de bajo impacto energético material en un piso antiguo del centro de Madrid. Buscamos ayudar a regular la temperatura y humedad en invierno y verano para personas y vegetación, pero también construir un lugar abierto a diferentes interpretaciones de uso diario. Por ejemplo, a través del baño, plantear relaciones climáticas socio domésticas y otras pequeñas acciones atmosféricas entre los miembros de una pequeña comunidad formada por una madre, sus hijos y sus plantas. 


Entonces sí, fueron asuntos centrales. Para nosotros ambos tienen que ver con una idea de clima entendido en sentido amplio. Remiten a lo que proponemos llamar ‘sociobioclimática’ que consiste en una aproximación a lo climático en el espacio construido, no referida exclusivamente a procesos energético ambientales sino también sociales.

El proyecto de la Bathyard home, ligado a los requerimientos singulares de una familia, se convirtió en un pequeño laboratorio para repensar los patios de luces del centro de Madrid, que están muy desatendidos. Además, exploramos nuevos valores climáticos en los espacios interiores. Los repensamos, en términos termodinámicos, como posibles fuentes de luz, calor o viento pasante y regulador de humedad según la estación para personas y plantas. Pero, también, como posibles activadores de nuevos “climas sociales”, otras narrativas dentro del hogar.

‘El proyecto de la Bathyard Home se convirtió en un pequeño laboratorio para repensar los patios de luces del centro de Madrid’

En la actualidad hay una tendencia a compartir el espacio profesional con el de vivienda. ¿Creéis que son espacios a redefinir, Cómo?
Por un lado existen tendencias que muestran un futuro incremento del uso de la vivienda como lugar de trabajo por fenómenos como, por ejemplo el teletrabajo, y la digitalización de la micro fabricación. Por otro, defendemos la idea de que es necesario un cambio de mirada sobre una realidad: todas las viviendas son productivas. Todos somos trabajadores caseros, comenzando por las labores reproductivas del hogar y muchas otras. Este reconocimiento implica un cambio radical en la mirada sobre lo doméstico, ya que incluye una esfera política en la vivienda, la del trabajo, con problemáticas inéditas, que no se han casi tratado. Desde nuestro punto de vista, necesitan atención urgentemente.
El trabajo está disperso, atomizado. Debido a la dispersión actual del trabajo, la casa como plataforma multiusos está adquiriendo un papel cada vez más importante en el mundo laboral y existen muchos indicios de que este papel será aún mayor en el futuro. En este contexto, ¿podemos seguir entendiendo la vivienda exclusivamente como fábrica reproductiva de aislamiento? ¿Podemos entenderla e imaginarla también como escenario productivo y reproductivo que incluya otras formas de empoderamiento que ya de hecho se están dando?,¿como espacio desde el cual construir nuevas subjetividades tanto individuales como compartidas? ¿Qué transformaciones conlleva en el diseño de la vivienda y en las legislaciones sobre lo doméstico este cambio de mirada,? Estas son las preguntas que movilizan nuestro trabajo al respecto de la “vivienda productiva”.

entrevista-husos-architects-interview-husos-architects-2

Edificio Jardín Hospedero y Nectarífero para Mariposas de Cali (Colombia)

entrevista-husos-architects-interview-husos-architects-3

Edificio Jardín Hospedero y Nectarífero para Mariposas de Cali (Colombia)

‘La casa como plataforma multiusos está adquiriendo un papel cada vez más importante en el mundo laboral’

Vemos que vuestros trabajos están presentados en formatos diversos, con una gran carga puesta en la comunicación. ¿Cuán importante es este factor para los proyectos?, ¿Cómo lo lleváis a cabo?
Los diferentes formatos que usamos tienen que ver con el hecho de que no entendemos la arquitectura como “edificación”, sino como una práctica de construcción social que incluye a diferentes medios espaciales, tectónicos y muchos otros tipos. La comunicación gráfica, por ejemplo, hace parte de ese proceso constructivo, que es también de imaginarios. Tiene que ver con el hecho de reconocer que lo urbano se construye con medios muy diversos: acero, madera, vegetación… Pero también con imágenes, documentos de sonido, textos, protocolos de gestión que incluyen estrategias tan variadas como talleres o cartillas explicativas con semillas, como hemos hecho durante ya más de una década en el edificio hospedero y nectarífero de cali junto con la comunidad de vecinos del edificio.


 

Entrevista: Paula Font & Borja Alcarria borràs
Traducción: Carmen Gomez
Fotos & video : Imagen subliminal

 

 


 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.