Escuela de primaria en Gando, la arquitectura en barro

Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

La escuela de primaria en Gando de Francis Kéré se ha convertido en un símbolo de la arquitectura ecológica internacional desde que se completó en 2001. Recibió el Premio Aga Khan de Arquitectura en 2004, y el Global Award for Sustainable Architecture en 2009.
Aunque seguramente más importante, la escuela de primaria en Gando se ha convertido en un símbolo de orgullo de la comunidad. A medida que el conocimiento colectivo de la construcción comenzó a extenderse e inspirar a Gando, se han introducido nuevos proyectos culturales y educativos para apoyar el desarrollo sostenible en el pueblo.

Hablamos de Francis Kéré la semana pasada con la inauguración de su Serpentine Gallery 2017, pero es importante conocer de dónde proviene.

Nacido En Burkina Faso, Kéré creció como la mayoría de la población con pocos recursos. También como muchos, viajaba casi 40 kilómetros hasta el pueblo más cercano para asistir a una escuela con mala iluminación y ventilación. Esto provocó que después de estudiar arquitectura en Europa, decidiera reinvertir lo aprendido en construir una escuela de primaria en Gando, su pueblo natal.

Para Kéré, el contexto y el medio son claves: “Intento utilizar materiales locales -principalmente barro y madera- para crear edificios modernos” “La arquitectura puede aportar mucho a una sociedad como la mía. La arquitectura hace que la gente se sienta orgullosa. Y eso puede entregar una gran cantidad de energía”.

“Si construimos con arcilla vamos a tener un mejor futuro, porque vamos a utilizar los recursos que tenemos”.

La arquitectura se desarrolló considerando costos, clima, recursos y viabilidad del conjunto. Se usó principalmente una construcción híbrida de arcilla y barro, ya que la arcilla es un material usado tradicionalmente en la construcción de viviendas. Por lo tanto modifican y modernizan las técnicas tradicionales para conseguir una construcción más robusta estructuralmente. Estos ladrillos son baratos, fáciles de producir, y con protección térmica contra el clima caliente.

A pesar de su durabilidad, las paredes en Burkina Faso también deben ser protegidas de las lluvias con un techo en voladizo. Muchos habitajes usan techos de metal corrugados, pero estos absorben el calor y generan un interior insoportable.
En la escuela de primaria en Gando, se propuso un techo de arcilla perforada. Los ladrillos apilados en seco permiten la ventilación máxima, entrando aire frío por las ventanas y liberando el caliente a través del techo.

Los planos para la escuela de primaria en Gando fueron de Kéré, pero el éxito del proyecto se puede atribuir a la participación de sus habitantes. 

El proyecto se desarrolló gracias a los habitantes locales. Tradicionalmente, los miembros de la comunidad trabajan juntos para construir y reparar las casas en las zonas rurales de Burkina Faso. De acuerdo con esto, las técnicas de construcción se simplificaron para que los aldeanos de Gando participaran en el proyecto.

Fotografías de Siméon DuchoudErik-Jan Ouwerkerk

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.