Arquipélago, una isla de arte contemporáneo en el archipiélago de las Azores

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (7)
Desde siempre, el arte siempre ha requerido edificios significativos, que ensalcen su contenido pero que a su vez destaquen como dotación cultural y a poder ser, que recuperen antiguas edificaciones proporcionando un nuevo hito arquitectónico a la ciudad en la que se encuentran. Este es el caso del centro de Arte Contemporáneo Arquipélago, diseñado por los estudios Menos é Mais y João Mendes Ribeiro Arquitecto. Situado en Ribeira Grande, en la isla San Miguel del archipiélago de las Azores (del cual toma su nombre), el centro trata de recuperar un antiguo complejo industrial, dedicado a la producción de alcohol y tabaco.

El centro de arte contemporáneo Arquipélago busca unificar las escalas y la historia de sus edificios a través de la forma y la materialidad de los mismos

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (1)

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (9)

El centro de arte contemporáneo Arquipélago cuenta con 13000 m2 de galerías, salas multiusos, talleres, laboratorios y hasta una residencia para artistas, todo ello repartido entre varios edificios existentes y dos de nueva ejecución. La dualidad entre viejo y nuevo se manifiesta en la división de usos, ya que todos aquellos con condiciones especiales de espacio y que no pueden adaptarse a las condiciones existentes, se trasladan a los nuevos edificios. Así mismo, esta dualidad también es visible a través de los materiales: muros de mampostería de piedra volcánica de la zona para lo existente y muros de hormigón de diferentes texturas con áridos de basalto local, algunos de ellos blancos, para los edificios nuevos.

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (8)

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (2)

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (4)

La elección de los materiales en Archipélago también responde a criterios sostenibles, siendo sistemas pasivos que buscan el mayor confort para los ocupantes. El basalto y la mampostería de piedra volcánica son materiales locales, lo cual supone un gran ahorro económico dada su situación en una isla. Así mismo, la densidad de los muros de hormigón proporciona inercia térmica y eficiencia energética, mientras que el agua de lluvia se reutiliza.

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (6)

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (10)

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (12)

Finalmente, con un lenguaje sencillo y una forma más bien abstracta, los nuevos edificios del complejo de Arquipélago completan la masividad del complejo con el vacío de los patios. De este modo, y respetando las tipologías de los edificios existentes, se crea un espacio público central en el que el arte borra las fronteras entre lo público y lo privado, entre el entretenimiento y el trabajo, entre el arte y la vida.

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (3)

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (5)

Arquipelago-architecture-arquitectura-More-with-less-magazine (11)

Fotografía por José Campos

SPONSORS