Casa de la vida, un refugio de campo galés construido con ladrillos oscuros y claros.

La casa de la vida, obra del arquitecto londinense John Pawson, completa la séptima propiedad de la serie Living Architecture de Alain de Botton: un retiro en el valle galés con una piel oscura y un interior pálido.La casa de la vida, se encuentra en las laderas más bajas de un valle cerca de Llandrindod Wells.

El arquitecto británico se inspiró en las casas japonesas y en los monasterios benedictinos con su diseño de Life House, una propiedad de 260 metros cuadrados destinada a «sumergir al visitante en una zona de extrema calma».

Sus características incluyen una cámara oscura y apacible enterrada en la ladera, un espacio de contemplación frente a las montañas galesas y una habitación dedicada al baño.

En la casa de la vida se busca crear un retiro moderno y secular, donde los huéspedes puedan experimentar los beneficios de la introspección, la soledad y la inmersión en la naturaleza.

La casa de la vida está diseñada para ser lo más sutil posible, desvaneciéndose en el fondo como una sombra.Se utilizaron más de 80,000 ladrillos hechos a mano en total, y se complementan con otros acabados simples que incluyen suelos de hormigón pulido y techos de madera de abeto Douglas.

Para crear este aspecto sombrío, su exterior está formado predominantemente a partir de un solo material: un ladrillo danés negro.El mismo material cubre las paredes dentro del edificio, pero el tono cambia a un gris muy pálido.

El plano de planta se organiza alrededor de dos pasillos que juntos forman una L. La cocina comedor y salón están ubicados en el corazón del edificio.También hay tres suites de un dormitorio, todas dedicadas a diferentes actividades. La suite del baño cuenta con una gran bañera, la suite de música está equipada con un sistema de sonido y el dormitorio de la biblioteca, lleno de una amplia colección de literatura.

Todas estas habitaciones tienen grandes ventanales, lo que permite a los huéspedes disfrutar del paisaje durante todas las actividades.

Fotografía: Gilbert McCarragher.

SPONSORS