Entrevista a Simon Legald, ‘Soy una proyección de lo que me rodea’

Simon Legald es un joven diseñador que estudió diseño de producto en Royal Danish Academy of Fine Arts. Antes de su graduación en 2012 Normann Copenhagen ya le había comprado y enviado a producir cuatro de sus diseños. En la actualidad sigue diseñando para la firma danesa, siendo sus trabajos más reconocidos Form Chair series, Era Lounge y Pocket Organizers.

[vc_column][vc_column_text][/vc_column_text][vc_single_image image=”34342″ img_size=”medium” alignment=”center”][vc_column_text]

 

Simon es una persona activa y curiosa que se cuestiona constantemente durante el proceso creativo. Como diseñador considera importante saber como trabajan las empresas para entender el ‘mundo real’ del diseño pero no se olvida de la importancia del trabajo artesanal. Su prematura incorporación al mundo profesional lo convierte en un referente tanto para jóvenes como para consagrados diseñadores. En esta entrevista intentamos conocerle mejor como diseñador, su proceso creativo y su experiencia profesional trabajando para Normann Copenhagen.

 

[/vc_column_text][vc_single_image image=”34350″ img_size=”medium” alignment=”center”][vc_column_text]

Form Chair by Simon Legald for Normann Copenhagen

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column][vc_column_text]

‘La escuela y el ‘mundo real’ son dos cosas distintas, así que para mí era importante lograr una visión más completa sobre el mundo real’

 

[/vc_column_text][/vc_column][vc_row][vc_column][vc_column_text]Te graduaste en la Royal Danish Academy de Bellas Artes en 2012 y por aquel entonces ya tenias cuatro diseños en producción para Normann Copenhagen. ¿Qué recuerdas de tus años como estudiante en la Royal Danish Academy?

Siempre participaba en muchos concursos mientras estudiaba en la escuela de diseño, lo que me ayudó a entender cómo hacer llegar mis ideas y cómo crear un producto a partir de un diseño. Algo que también fue clave para mí fueron las prácticas, ya que durante un año y medio estuve haciendo prácticas en lugares que iban desde pequeñas oficinas a grandes compañías. La escuela y el ‘mundo real’ son dos cosas distintas, así que era importante para mí lograr una visión más completa de cómo funciona el diseño en el ‘mundo real’.

 

¿Cómo surgió la posibilidad de diseñar para Normann Copenhagen?

Comencé a trabajar con ellos en 2011. Les mostré algunos proyectos que había realizado y les gustaron. ‘Sumo pouf’ fue el primero de mis diseños que se produjo para Normann Copenhagen.

 

[/vc_column_text][vc_single_image image=”34412″ img_size=”large” alignment=”center”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Kabino by Simon Legald for Normann Copenhagen

 

¿Cómo es trabajar para una empresa como Normann Copenhagen? ¿Tienes la suficiente libertad para crear?

Es una colaboración muy estrecha en la que no tengo que sacrificar nada del diseño original. Cuando comienzo a diseñar un producto, suelo tener algunas ideas sueltas sobre colores o nombres. Y al final muchas veces acaban siendo los definitivos. Mantener diálogo con el fabricante es algo que valoro muchísimo. Me permite acercarme a distintas técnicas de producción, y eso es algo que puede optimizar mucho el proceso.

 

‘La honestidad define la verdadera identidad de los objetos’. Esta es un premisa con mucha personalidad que puede marcar el proceso creativo de cada proyecto. ¿Cómo es la fase de ideación en tus proyectos? ¿Cuál es tu método de trabajo?

Comienzo tanto con una idea de producto o con la idea de un material específico. Si comienzo con un producto concreto, me preguntó por qué tiene esa forma, y veo de qué manera sería diferente si cambiara detalles, conexiones, formas, etc. Sin dejar de ser fiel al objeto en sí. Si comienzo con un material, recurro más a sus usos e intento explorar de qué manera obtener lo mejor de ese material.

 

[/vc_column_text][vc_single_image image=”34388″ img_size=”large” alignment=”center”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Form Chair and Table by Simon Legald for Normann Copenhagen

‘Mantener el diálogo con el fabricante es algo que valoro muchísimo. Me permite acercarme a distintas técnicas de producción y eso es algo que puede optimizar mucho el proceso.’

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración o referencias a la hora de diseñar algo?

Para mí, la mejor inspiración aparece no cuando la busco, sino cuando tropiezo con ella por casualidad. No es que tenga un modo propio de recopilar material de inspiración, pero es verdad que tiendo a fotografiar cosas que me encuentro en mi camino. Mi pasión nace de mi curiosidad por conocer materiales, formas y el deseo de crear.

 

Tus diseños a menudo se crean en un diálogo entre la artesanía y la industria. ¿Cómo es la fase en la que elaboras un prototipo? ¿Trabajas junto con los artesanos?

Depende del producto, en proyectos más pequeños lo hago yo mismo, y más adelante interviene el fabricante, pero con productos de mayor tamaño como un sofá recurro al fabricante muy al principio para acercarme más a la construcción y el tapizado.

 

De todos tus trabajos, ¿con cuál te sientes más identificado?

Trabajar en el proceso de ‘Form Series’ fue muy interesante, pero también se prolongó mucho, pasaron tres años hasta que se logró que todos los detalles estuvieran del todo bien porque, aunque parece bastante sencillo, es muy complicado. Me gusta aprender cosas nuevas, y a través de este proyecto aprendí muchísimo.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”34390″ img_size=”large” alignment=”center”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Pocket by Simon Legald for Normann Copenhagen

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]¿En qué te basas a la hora de elegir un material y qué características crees son importantes?

Mi punto de partida normalmente es indagar en la función del producto arquetípico, y luego voy abriéndome camino hacia algo nuevo pero reconocible. A veces el material está ya al principio, y otras veces es el tipo de producto. No tengo un material favorito, cada material tiene sus propias cualidades, así que creo que depende en gran medida del producto.

 

Vivimos un momento en el que la sencillez y funcionalidad del estilo de diseño escandinavo está en auge. ¿Qué es para ti o cómo defines tu el diseño escandinavo?

Sencillez, la función y la tradición… No pienso en el ‘diseño escandinavo’ cuando estoy metido en un proyecto, pero al igual que la mayoría de la gente, soy una proyección de lo que me rodea, así que por supuesto me resulta algo natural ir hacia lo escandinavo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

‘Soy una proyección de lo que me rodea, es por eso que me resulta natural ir hacia lo escandinavo’

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

¿En qué ciudad del mundo crees que se mueven actualmente las últimas tendencias de diseño? ¿Dónde te gustaría presentar un proyecto y por qué?

En La Habana encuentras objetos e inspiración de una manera única, la ausencia de influencia exterior la ha convertido en una especie de cápsula del tiempo que va varias décadas atrás.

 

¿Qué significa para ti ‘more with less’? ¿Se ve reflejado de alguna manera en tu vida?

Que las cosas son más comprensibles si son más claras en expresión, y que no hay que convertirlas en algo que no son. Sí, diría que también es algo con lo que yo trabajo.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

 Entrevista: Angela Montagud & Diana Hurtado

Traducción: Laïa Argüelles

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

SPONSORS