Hipocórtex y Toqe, proyectos de fin de grado de ELISAVA

Hipocórtex y Toqe son dos proyectos de fin de grado realizados por estudiantes de ELISAVA (Barcelona). Estos dos proyectos se centran principalmente en cómo la tecnología y las redes sociales influyen en nuestra sociedad, en el impacto medioambiental y en la creación de nuevas herramientas para nuestra vida cotidiana.

 

 

Hipocórtex es un proyecto diseñado por Carlos Salas Muñozcano, con la ayuda de tutoras como Jéssica Fernández y Laura Benítez. Su principal idea es que “TODOS NECESITAMOS DESCONECTAR”. En este caso, se plantea un escenario futuro. Basado en esta distopía, los seres humanos estamos conectados, por mediante de implantes y nanorobótica añadidos al cuerpo, a nuestro smartphone.

 

 

En Hipocórtex se plantea una evolución en la ingeniería, hablando de biomimética, y en la sociedad del transhumanismo. Así, se plantea para un futuro muy lejano este problema. Basado sobretodo en los diferentes rituales antiguos de diversas culturas. De tal manera, que los individuos podrán evadirse y desconectar sus sentidos. La producción de este sería basado en SLA y SLS (monómeros y partículas de polvo).

 

 

En Hipocórtex y Toqe se presentan nuevos escenario. Con nuevos puntos de vista y usos tecnológicos, son de una calidad funcionalidad y estética futurística

 

 

Por otro lado Toqe se plantea para un escenario más presente. Es un wearable para personas hiperconectadas a mensajería instantánea. Este está diseñado por Dani Guixà. Se basa en el hecho del avance de las nuevas tecnologías, y el uso irracional que le damos los humanos. En la comunicación, aparece la sintetización del lenguaje. Cosa que a la vez, hace perder la importancia de las emociones y de los sentimientos.

 

 

Basado en la tecnología que ofrece SensingTex, Dani se empezó a interesar por la háptica (ciencia del tacto). El hecho más interesante de esta, es que son informaciones rápidas de leer, se puede integrar en el día a día, y el tacto es una de las mejores formas para transmitir la emoción humana. Relaciona así, la háptica con la mensajería instantánea. Pero en este caso, se genera un nuevo código de comunicación.

 

 

Toqe funciona con el Bluetooth. Consta de dos dispositivos, el brazalete y un dispositivo para colocar en la muñeca. Trabajan así, el primero como emisor, y el segundo como receptor. Funciona a partir de vibraciones. La finalidad de este, es generar una nueva comunidad de jóvenes para establecer un código háptico.

Al final, de lo que se trata es de generar unas propuestas viables para un futuro o un presente muy probable, y que se debe y puede cambiar, a partir de nuevas aplicaciones y funciones.

SPONSORS