Homenaje soviético en Minsk

En la ciudad bielorrusa de Minsk, el estudio de diseño Studio11 ha diseñado las oficinas de Vizor Interactive -una compañía de desarrollo de juegos- como un homenaje soviético.

Des del principio se planteó como un homenaje al edificio de la era soviética en el que se encuentra, mientras que al mismo tiempo creara y ofreciera a la compañía una oficina moderna y útil para sus necesidades constantemente cambiantes.

 

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

 

La principal característica de éste homenaje soviético, es una funcionalidad clara y sin adornos que definió el siglo en el que se levantó el edificio. 

La estética tan contundente que se usaba en ese momento, se traduce en este espacio en tuberías y vigas resaltadas. 

 

En esta propuesta, los suelos están hechos de mármol blanco que se rompió y cortó geométricamente. De esta manera el diseño se expande de habitación a habitación y añade carácter.

 

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

 

Por otro lado, las paredes se cubrieron con un estucado blanco, por el que los ladrillos estructurales están imperfectamente cubiertos, y se pueden ver las pinceladas. De todas maneras, estos elementos no hacen que el espacio parezca olvidado, sino que le ayuda a conseguir un equilibrado y agradable espacio de trabajo. El mobiliario diseñado a medida por Studio11 sigue la misma línea.

 

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

 

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

 

Otro elemento importante se encuentra en los minimalistas baños, en el que encontramos elementos originales de cuando el edificio se construyó entre 1970 y 1980.

Al final, si no fuera por las modernas pantallas de ordenador en las mesas y las máquinas de café en la cocina, uno pensaría que aún nos encontramos bajo el régimen soviético.

 

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

homenaje-ruso-soviet-homage-Studio-11-more-with-less-magazine-

 

Fotografías de Dmitry Tsyrencshikov.

SPONSORS