” Construir también es parte de nuestro proceso creativo ‘ Entrevista con Harquitectes

 

En esta entrevista presentaremos al estudio de arquitectura Harquitectes establecido en Barcelona fundado en el año 2000 por David Lorente Ibáñez, Josep Ricart Ulldemolins, Xavier Ros Majó y Roger Tudó Galí quienes se conocieron durante sus estudios en la Universidad de Arquitectura superior del Vallès, en Sant Cugat del Vallès. Juntos como estudio han logrado el premio de arquitectura de cerámica Fritz Höger Preis 2014 (Berlín), Premio A+ a mejor proyecto de arquitectura sostenible 2013, Premio A+ extraordinario al estudio joven más prometedor entre otros muchos más reconocimientos.

harquitectes-morewithless-entrevista

Harquitectes es un estudio en el que el proceso creativo tiene lugar durante el trabajo en equipo y la presencia durante la construcción de un proyecto. Dejemos que ellos mismo nos cuenten como ha sido su experiencia y su desarrollo durante todos estos años.

 

“Construir también es parte de nuestro proceso creativo ‘ Harquitectes

  

¿Cómo nació la idea de Harquitectes?

Nos juntamos durante los últimos años de la carrera para realizar concursos, y algún pequeño proyecto, en un local de 20m2 de la abuela de Xavi, en el centro de Sabadell; cuando acabamos la carrera (entre 1998 y 2000) tuvimos unos primeros encargos –cosa bastante habitual en aquellos años, incluso para recién licenciados- y ya nos montamos el estudio por nuestra cuenta. En 2000 fundamos la sociedad y dimos nombre al despacho, Harquitectes, y nos mudamos a un local de unos 140 m2, no muy lejos del primero, donde todavía estamos; un único espacio diáfano, con un altillo para reuniones, donde trabajamos juntos todo el equipo. Una circunstancia espacial que afecta determinantemente nuestro modo de trabajar.

Fue un proceso muy natural que progresivamente nos ha llevado al momento actual, creciendo siempre poco a poco.

¿Cómo os complementais como equipo de trabajo?

Creemos que bien…

Formamos equipos de trabajo, en función del tipo de proyecto, siempre liderados por alguno de los socios. Estos equipos comparten –obviamente- espacio con el resto del despacho, con lo cual todo el mundo está, o puede estar, al día de todo lo que sucede y pudiendo intervenir en los procesos –sin descuidar ‘sus’ temas, claro-.

Entre socios no tenemos sistematizadas reuniones periódicas… surgen conversaciones, a veces imprevistas, a veces buscadas, sobre los temas que tenemos encima de las respectivas mesas, con lo cual todos estamos metidos un poco en todo –aunque con distinta intensidad.

712-harquitectes-morewithlessdesign-interview-937x1024Casa 712 situada en Gualba Barcelona

 

La mayoría de vuestros proyectos los habéis desarrollado en Barcelona, sin embargo muchos son reconocidos internacionalmente. ¿Habéis recibido propuestas para realizar proyectos fuera de Barcelona? ¿Qué os ha hecho quedarse en un ámbito local?

Nuestra acción durante la construcción de los edificios es muy intensa. La obra es un momento de toma de decisiones determinantes –y no solo sobre la ‘correcta’ ejecución del proyecto. Construir es también parte de nuestro proceso creativo.

Esta actitud exige, o así lo entendemos de momento, proximidad con las obras. Nuestras obras recientes no serían cómo son si no hubiéramos estado a pie de obra permanentemente.

Puede pasar, en un futuro, que la experiencia nos permita tomar cierta distancia física con las obras.

Hemos recibido alguna oferta para trabajar fuera de nuestro ámbito geográfico ‘natural’, y nosotros mismos le estamos dando vueltas permanentemente al tema. Pero de momento no se ha concretado nada. Veremos…

¿Sigue vuestro estudio unos principios claros? Nos gustaría saber cuál es vuestra fuente de inspiración o cuáles son vuestras referencias a la hora de diseñar.

Es posible que tengamos ciertos principios, o mejor dicho, ciertos lugares comunes –compartidos por los cuatro-. Avanzamos siempre entre proyectos, sin tiempo ni especial motivación para teorizar, buscando siempre argumentos objetivos que aguanten ser discutidos.

Hemos tenido –y seguramente tenemos- algunos referentes, arquitecturas con nombre (Lacaton & Vassal, Zumthor, algunos japoneses, etc.) y arquitecturas sin nombre que nos interesan –cada vez más-. Los procesos de la arquitectura tradicional –y vernácula- nos han marcado especialmente en los últimos años.

1014-harquitectes-morewithless-design-architecture-interview-937x1024Casa 1014, una passive house en Granollers.

 

¿Cuál es vuestro método de trabajo para el desarrollo de un proyecto?

Los equipos de trabajo específicos para cada proyecto son, en la medida de lo posible, estables durante todo el proceso, adaptándose evidentemente a las necesidades de cada fase. Cómo ya hemos comentado, liderando los equipos siempre está uno  de los socios –o más de uno, en los proyectos mayores-. Trabajamos intensamente, y cruzamos permanentemente debates con el resto de la oficina –entre socios siempre, pero también con el resto del equipo.

No tenemos un método buscado, pero si hay ciertos procesos que se repiten, por ejemplo, para las presentaciones que hacemos a los clientes utilizamos, ya desde hace unos años, maquetas a escala 1:20, con muchas personas, muebles, cuadros, plantas –inspiradas en las maquetas de SANAA-… estas maquetas enormes, a parte de ser una herramienta de comprensión muy efectiva para los clientes, ofrecen a todo el despacho tema, y oportunidad, de discusión. Todos nos enteramos –o nos podemos enterar- de todo lo que se produce. Este intercambio es más factible en fases iniciales (anteproyecto, concursos, etc.) que durante la redacción del proyecto ejecutivo, donde el ritmo es frenético y la híper-productividad imprescindible, aunque siempre hay tiempo y excusas para debatir… y no nos importa dilatar procesos en busca de la mejor solución –en este sentido no somos muy eficientes…

A parte de la gente del despacho, y adaptándonos a cada proyecto, trabajamos con asesores especialistas externos –cómo casi todo el mundo- pero sin voluntad de delegar ni desentendernos de nada; al final, las decisiones siempre son nuestras, los expertos tienen unos conocimientos (y un Software) que nosotros no tenemos, nos complementamos, pero la visión global solo la tenemos nosotros…

 

” Nuestro método – ningún método puede ser más preciso –
nos obliga a seguir mejorando, a seguir aprendiendo ‘

 

 

A pesar de ser un estudio que trabaja en equipo, ¿cabe la posibilidad de que cada uno de sus miembros deje su huella personal en un proyecto?

Es posible –quizás inevitable-, y en cualquier caso, será un matiz, pues las frecuentes puestas en común, las discusiones, la necesidad de argumentar permanentemente, etc. no dan mucho margen para la subjetividad.

Los socios, después de casi 20 años –si sumamos los años universitarios-, a pesar de ser personalmente muy distintos, andamos hacia la misma dirección en lo esencial. Hemos construido cierto ‘argumentario‘ común. Compartimos intereses parecidos. Aprendemos los unos de los otros –trabajamos codo con codo… literalmente-. Por suerte, muchas veces no opinamos igual, y el esfuerzo para tomar decisiones nos obliga a dar pasos hacia adelante permanentemente.

Nuestro método –o no método, quizás sea más preciso- nos obliga a no parar de mejorar, a no parar de aprender.

¿Con cuál de vuestros proyectos os sentís más orgullosos y por qué?

Seguramente para un cantante su mejor disco es el último. Nosotros no somos muy distintos: los proyectos que más nos interesan, los que abarcan todo aquello que creemos importante, son los actuales –los pretéritos siempre parecen incompletos-. Somos un despacho de acción. Proyectando y construyendo avanzamos.

Aunque mirando atrás sí que hay algunas obras que han supuesto inflexiones que, en su momento, marcaron nuevos caminos: la Casa 205 y el Gimnasio 704, por su estrategia integral, donde cada decisión aportaba o se debía al discurso troncal; la Casa 712, por hacer de la necesidad una oportunidad; o las atmósferas de la Casa 1101 y de la Casa 1014; y piezas mayores, cómo la residencia 912 y el Centro de Investigación ICTA-ICP 1102, diseñados conjuntamente con dataAE, por representar cierto cambio de escala, etc. Por suerte, en los últimos 10 años, casi cada paso ha sido relevante para nuestro camino, incluso algún paso en falso… -somos extremadamente autocríticos, quizás demasiado-.

Nuestras últimas obras y proyectos afrontan con fuerza un tema nuevo –en el sentido de que no estaba presente en ninguno de las obras citadas-, la rehabilitación. Ahí estamos ahora, batallando con muchas ruinas… (Lleialtat Santsenca, Cristalería Planells, Escola Sant Nicolau, el Casal Tronada y varias pequeñas casas).

912-harquitectes-casa-morewithless-design-architecture-interviewResidence 912, university apartments

En vuestros proyectos habláis sobre los deseos o condiciones del cliente. ¿Cómo manejáis esto? ¿Hasta qué punto creéis se debe tratar de cumplir los deseos del cliente?

Todo aquello que, a su manera –normalmente imprecisa e incompleta-, nos cuenta el cliente lo tomamos con mucha atención y respeto.

Para trabajar con nosotros los clientes tienen que abrir la mente – ¡y nosotros también!-, las cartas no pueden estar marcadas antes de la partida. Todos tenemos que estar preparados para renunciar a cosas que teníamos preclaras –el cliente ‘habitual’, cargado de buenas intenciones, llega con muchos prejuicios e ideas supuestamente intocables.

En el caso de clientes privados, todas las reuniones previas a la concreción del encargo –normalmente varias- tienen cómo objetivo clarificar, para ambas partes, si podemos trabajar juntos. El promotor debe tener claro que nosotros podemos ser su arquitecto, y nosotros debemos detectar si podremos trabajar cómo queremos trabajar –el proceso es fundamental-. Si no se dan las dos condiciones no tiene sentido seguir.

Sabemos que los materiales juegan un papel importante a la hora de hablar de un presupuesto y para muchos clientes este es una condición fundamental. ¿En qué os basáis a la hora de elegir un material y que características creéis son importantes? ¿Cómo tratáis este tema con los clientes?

Detrás de cada material hay múltiples reflexiones.

Siempre intentamos tomar la mejor decisión. Y siempre es una decisión poliédrica, con más de un argumento que la sustenta: de materialidad, de coste, estructural, estético, energético, etc. pero también intervienen intuiciones o incluso deseos  del cliente –siempre qué sean certeros-. Cómo aparece una decisión (material) no nos importa, lo relevante es que sea la mejor decisión –y esta solo la tomamos nosotros, aunque venga propuesta desde el cliente-.

Respecto a los materiales –y todas nuestras últimas obras, desde 2007, van en esta línea-, nos interesa el concepto de espacio-estructura: espacios definidos por la propia estructura; y no la ocultamos, siempre que es posible queda vista, nos ahorramos acabados y conseguimos una expresión material potente y sincera.

Esta sinceridad material creemos que es reconocible en todos nuestros proyectos, y no siempre usando el mismo sistema estructural.

 

“Estamos interesados en el concepto espacio – estructura:
espacios definidos por la propia estructura ;
no la ocultamos, la mantenemos visible siempre que sea posible”

 

En algunos de sus proyectos vemos como la estética irrumpe visualmente con el contexto ¿Ha sido esto un problema a la hora de desarrollar su trabajo?

El contexto es relevante siempre, pero no tiene porqué ser determinante. La relación acertada con el entorno no es solo la mimética. Insistimos, nuestras reflexiones ponen muchos parámetros encima de la mesa desde el inicio, y el contexto es uno más, importante, pero uno más. Cada proyecto acaba encontrando su forma de relación con lo preexistente. –y a veces la arquitectura acaba cambiando las cosas…

¿Qué procesos son fundamentales para vosotros a la hora de rehabilitar una edificación?

Siempre dar valor a lo preexistente. A veces ya hay un valor previamente reconocido –una fachada patrimonial, etc.-, otras no hay más valor que el físico –que la ‘cosa’ ya está ahí…

Trabajamos con la materia (preexistente) cómo un material más, pero un material con atributos inherentes que van más allá de lo físico.

Las relaciones entre lo viejo y lo nuevo, a todos los niveles, es lo que marca la diferencia en este tipo de obras.

Nos interesa mucho trabajar con preexistencias –y ya hemos comentado que es el tema más recurrente de los proyectos y obras de los últimos 5 años…

1101-harquitectes-morewithless-design-architecture-interviewCasa 1101 situada en Sant Cugat del Vallès

¿Tenéis algún nuevo proyecto o plan para el futuro?

Recientemente hemos acabado una escuela, una reforma y ampliación de un edificio de 1.959, concretamente.

Actualmente estamos construyendo tres equipamientos en Barcelona, tres rehabilitaciones, pero de muy distinto valor en cuanto a lo preexistente; también tenemos casas en distintas fases de proceso; y un proyecto para unas pequeñas bodegas en el Priorat.

Nos gustaría hacer algún concurso pero hay muy, muy, pocos con las condiciones que nos interesan –de hecho, hay muy pocos en general…

Teniendo en cuenta que actualmente muchos jóvenes se plantean formar un equipo de trabajo y crear un estudio. Sería interesante conocer de vuestra mano cuales son las fortalezas y dificultades que se deben afrontar. ¿Qué consejo daríais a estos jóvenes emprendedores?

Que estén preparados para hacer un esfuerzo brutal, con resultados, posiblemente, a medio y largo plazo. Que perseveren y que confíen, pero que sobretodo trabajen mucho.

harquitectes-morewithless-design-architecture-interviewCasa 205 situada en Vacarisses

¿Qué libros o autores nos recomendáis para tener en nuestra biblioteca?

Aquí sí que no hay ‘lugares comunes’… -cada loco con su tema.

¿Qué documental pensáis que no debemos dejar de ver?

Por ejemplo, imprescindible –para arquitectos, claro- : ‘Habitations Légèrement Modifiées’, de Guillaume Meigneux, sobre la rehabilitación de las viviendas sociales de la ‘Tour Bois le Prêtre’ en París, de Lacaton & Vassal –un proyecto ejemplar.

¿En qué ciudad del mundo creéis que se mueven actualmente las últimas tendencias de arquitectura? Y ¿dónde os gustaría presentar un proyecto y por qué?

No hay una ciudad. Pero sin duda la última revolución relevante en arquitectura, desde nuestro punto de vista, la propiciaron Lacaton & Vassal –aunque quizás tendencia no sería la palabra.

Cualquier lugar donde haya oportunidad de trabajar cómo nos gusta  trabajar, aunque eso depende más del cliente que del lugar –ah, y de momento, cuanto más cerca mejor… o no…

 

‘ Para ser eficaz, para ser More with Less, hay que ser capaz de hacer aún más, y con un proyecto en mente siempre nos esforzamos por todo… “

 

¿Cuál es vuestra visión sobre la arquitectura en la actualidad? ¿Debemos cambiar algo? ¿Cómo?

Buf… Imposible contestar brevemente sin limitar un poco el ámbito de la respuesta…

Somos razonablemente optimistas. Nuestra generación, y las que vienen detrás, han crecido profesionalmente en un contexto durísimo de crisis sistémica (en España), y hemos aprendido, sin alternativa, a desenvolvernos en esta situación de precariedad, buscando oportunidades incluso donde aparentemente no las había, y se han trazado nuevos caminos, por ejemplo, de mayor incidencia social.

Hemos trabajado sin margen de error, teniendo que demostrar eficiencia a cada paso. Las frivolidades han quedado fuera –por fin-, y la sociedad así lo ha percibido y requerido. La crisis nos ha reeducado a todos –esperemos que para siempre.

Debemos ser sensibles a los movimientos sociales (recientes) –que lo cambiaran todo-, pero no solo para dejarnos llevar, debemos aportar e incidir en todos aquellos campos de conocimiento que nos son propios. Apuntar direcciones si cabe. Toca mojarse, y quedarse quieto es el único error.

¿Qué significa para vosotros More with Less? ¿Se ve reflejado en vuestro trabajo?

Solucionar varios problemas con una sola acción permite hacer más acciones, hacer más cosas. Nosotros no queremos renunciar a nada importante; ser eficientes, hacer más con menos, implica poder hacer todavía más -y frente a un proyecto siempre lo queremos todo…

Entrevista: Diana Hurtado

Tranducción: Laïa Argüelles

SPONSORS