La casa desordenada, vivir entre cajas de polipropileno

La casa desordenada, obra del estudio Serrano + Baquero, es un proyecto que trabaja con temas ordinarios de arquitectura doméstica como el almacenamiento, las instalaciones, los límites y el rastro de la vivienda anterior. 

La casa desordenada se convierte en una casa que evolucionará con las necesidades de los propietarios.

La vivienda se plantea como una casa dentro de otra con un enfoque que pretende generar diferentes experiencias en relación con la iluminación natural y artificial, la convivencia con los objetos cotidianos y el pasado del lugar o los diferentes grados de privacidad entre las estancias.

El proyecto plantea una casa superpuesta a un orden anterior encontrado.

Las molduras y la estructura conservan la configuración de la vivienda original visible actualmente en la casa desordenada, mientras un nuevo muro continuo de cajas translucidas organiza una nueva vida.

De esta forma, el espacio se presenta incompleto y sin finalizar, como un organismo vivo y en constante transformación.

En el encuentro desordenado entre estos dos órdenes, simultáneos ahora, surge una casa en la que conviven diferentes tiempos y donde los límites de cada estancia no son fijos y dependen de cada momento del día, de la iluminación, la acumulación de objetos o la actividad realizada.

 

 

El nuevo muro contiene el almacenamiento, la iluminación y ordena en un único elemento todas las infraestructuras que suelen aparecer dispersas en una casa.

Se despliega, acercándose o alejándose del perímetro, generando diversos espacios, pero no se trata de un elemento finalizado, sino que se presenta incompleto y se ira transformando dependiendo de las necesidades.

Su materialidad translúcida hace participes a los habitantes de los objetos que contiene y tamiza la luz del sol de unas estancias a otras beneficiando a las zonas más oscuras.

Para la ejecución de la obra se realizó un documento que contenía todos los datos constructivos necesarios para llevarla a cabo y se dispuso en una pared libre como referencia.

 

Durante el proceso se fue modificando y ampliando, convirtiéndose en un mapa útil para el uso de la casa en el día a día, llenándose y ordenando contenido.

En la actualidad sirve como referencia para orientarse, se encuentra en continuo proceso de modificación y en él conviven construcción, experiencias pasadas, presentes y objetos cotidianos.

Este mapa supone un reflejo complejo y ordenado de la casa y sus nuevos habitantes.

Fotografía: Fernando Alda

SPONSORS