Latch Stool, un taburete con un des/montaje familiar

Latch Stool es un taburete diseñado por Christian Juhl. Este es danés, y ha estudiado en la Royal Danish Academy of Fine Arts, Schools of Architecture, Design and Conservation. Ha tenido un largo recorrido como diseñador y ha trabajado por marcas como HAY.

El concepto de Latch Stool nace a partir de la investigación de las bisagras. Su idea era poder crear unas fijaciones fáciles de poner y quitar, a un precio muy bajo. Tal y como se puede apreciar en este caso, está inspirado principalmente en la típica botella de cristal. La apertura y el cierre de esta es muy común y reconocible por todo el mundo.

Siendo el principal protagonista, la bisagra de pestillo marca personalidad, durabilidad y reconocimiento en Latch Stool

Todos sabemos lo que un taburete conlleva: las patas y un asiento. Pero el hecho de extraer el concepto de taburete, y poderle dar este tipo de movilidad, aporta una gran cantidad de opciones en el momento de su uso. Es fácil de almacenar y transportar. Así, se puede llevar a cualquier parte y usar en muchas ocasiones. Para casas con espacios pequeños, o para ir de camping, es una opción muy buena.

El origen de Latch está claro, que significa “enganche, cierre”. Con esto, ayuda a que todo sea muy simple, intuitivo, y apreciado por el usuario. La madera que usa es de fresno natural. Viendo que realmente se puede acabar personalizando con distintos acabados si uno quiere. El estilo está marcado, pero si se le quiere echar una mano de pintura o barniz, le da un toque más personal y único.

Está formado principalmente, tal y como se puede apreciar, por cuatro piezas: tres patas y el asiento. La forma de las patas, la parte superior, está adaptada para que el cierre encaje y no se mueva durante su uso. Es una estructura rígida. Y al final, lo que más se valora de este tipo de productos es su simplicidad y funcionalidad, y como esta queda integrada en el diseño.

SPONSORS