Maison Gauthier por Atelier Barda

Maison Gauthier es una residencia en el Laurentians, Québec, Canadá diseñada por Atelier Barda. Situada en un terreno montañoso, está rodeada por una densa silvicultura que se encuentra comúnmente en esta región. La parcela está limitada al este por la carretera principal y al oeste por una granja de propietarios de caballos. Los clientes solicitaron un volumen con vistas que se orientarían en gran medida hacia la arena de equitación de los caballos. Al mismo tiempo, los clientes querían aprovechar plenamente la intimidad creada por la topografía del terreno. El bosque de la berma que se sitúa entre la carretera y la casa crea un filtro visual que permite una progresión secuencial hacia el edificio. El volumen de la Maison Gauthier no es visible desde la carretera principal situada debajo, pero gradualmente cambia, resultando en la imponente fachada de ladrillo opaco con solo un arco descentrado; el cual sirve como entrada principal.

El interés del cliente por los pintores minimalistas norteamericanos, junto con su estudio de cerámica, influyó en la composición de los planos de planta y en su interconexión de formas geométricas sencillas dentro del diseño de volúmenes interiores. Los establos europeos y los centros de cría de caballos también fueron explorados durante la fase inicial de diseño. Maison Gauthier se diseña en una planta asimétrica en V que conecta dos áreas distintas: un ala para el garaje y el estudio de cerámica del cliente, y un ala para las áreas comunes de la casa. Los diversos espacios de Maison Gauthier están interconectados de manera que crea una narrativa perceptiva para los usuarios y visitantes, que experimentan sensaciones alternas de compresión y expansión. La presencia sensorial de materias primas sencillas que incluyen ladrillo y roble aceitado ayudan a crear un ambiente tranquilo.

La asimetría del volumen y los efectos de claroscuro de los espacios de la Maison Gauthier le aportan su singularidad y su atmósfera interior

Desde el arco de entrada de la Maison Gauthier, la secuencia marca una división entre las áreas de servicio, el estudio del artista y los espacios familiares más íntimos y privados. El pasillo curvo forma un umbral entre las dos alas. Su techo reducido produce una sensación de oscurecimiento y estrechamiento, que contrasta con el volumen expansivo y la luz de la sala principal al final (interesante efecto claroscuro). En este espacio, los techos inclinados altos son divididos en dos velos verticales que dividen la cocina, comedor y la sala de estar sin compartimentar el volumen.

A lo largo de la fachada, las aberturas anchas pero relativamente bajas se enmarcan cuidadosamente para dirigir las vistas hacia la arena de los caballos. Las diferentes proporciones crean una interesante interacción entre los espacios interiores y exteriores. A lo largo del techo, los tragaluces se orientan hacia la luz directa del este y hacia los velos verticales cubiertos de cal, permitiendo la ventilación natural del volumen principal. Estos volúmenes huecos crean un ambiente brillante y luminoso.

Los dormitorios y el espacio del cuarto de baño se organizan dentro del doble de la casa en forma de V  y se separan del área común por una gruesa pared divisoria. La variedad de espacios interiores contrasta con la aparente simplicidad del volumen exterior.

SPONSORS