Travessa Dom Vasco, un ático blanco y de madera

El apartamento Travessa Dom Vasco, obra del estudio Arriba, ocupa el último piso de un edificio de mediados del siglo XX, reformado en los años 80 en Lisboa.

La planta del proyecto en origen se divide en dos niveles: la planta baja, consta de una residencia ordinaria; el de arriba – una terraza de uso escaso, donde se coloca una construcción de almacenamiento informal.

La intervención invierte el desapego entre estos dos niveles, intentando unir las áreas internas y externas.

La propuesta reorganiza los espacios del apartamento, vacía la terraza y utiliza la altura del techo del ático deshabitado, exponiendo la estructura del techo y la atmósfera del edificio antiguo donde se implanta el proyecto del apartamento Travessa Dom Vasco.

El espacio social ahora incluye la cocina, mientras que los espacios privados están reunidos en el área trasera del apartamento.

En el apartamento Travessa Dom Vasco la escalera de madera es el elemento organizador, un mueble que establece la entrada, la cocina y la sala de estar, que da acceso a la terraza orientada al río donde se puede disfrutar del sol.

La materialidad de la propuesta se basa en dos elementos básicos como son, la madera y el blanco. Ambos proporcionan a la vivienda una amplitud y luminosidad que hacen que la atmósfera del lugar aparente una espacialidad mayor y más limpia.

El escaso uso de tabiques y la incorporación de un mobiliario muy funcional hacen que el apartamento Travessa Dom Vasco tenga una versatilidad que proporciona conexiones visuales muy interesantes.

La entrada de luz se produce por ambas fachadas del apartamento y un punto de luz cenital en el dormitorio que nos recuerda a las entradas de luz de Alvaro Siza o Souto de Moura.

Fotografía: Hugo Santos Silva

SPONSORS